Sin tele-presidente, MEDIOS perderán el poder

“Los medios UTILIZAN SU PODER PARA MANIPULAR a favor de intereses externos”

El papel de los medios de comunicación ha sido fundamental para incidir de manera contundente en la idiosincrasia de las personas, inmenso poder que generalmente manipula las necesidades sociales ofreciendo soluciones consumistas que despersonalizan y enajenan. A nivel mundial, pero sobre todo en ‘países clave’, los medios han logrado despolitizar a la mayoría de sus habitantes a través de añejas campañas mediáticas que implantan desconfianza, desesperanza y apatía mientras los gobiernos, obedientes de las élites, ejecutan políticas en su total perjuicio. Salvo honrosas excepciones, los medios de comunicación en México han sido devotos defensores de los intereses de los magnates extranjeros – sobre todo los estadounidenses -, en las últimas décadas han sido cómplices de la criminal implementación de políticas neoliberales y de la imposición de títeres en la presidencia para consolidarlas.

 “Han co-gobernado con la élite a través de la IMPOSICIÓN DE TÍTERES POLÍTICOS”

Los medios masivos rebasaron su tarea de tergiversar la realidad socio-política de México en pro de intereses transnacionales, fue tal su poder que ‘co-gobernaron’ con los tele-presidentes impuestos, infiltraron legisladores que operaron leyes en su beneficio, eludieron millones en impuestos, multiplicaron sus fortunas a través del presupuesto y recibieron pagos encubiertos para vender la imagen de un país sin corrupción, pobreza y muertos. Durante varios sexenios la simbiosis entre gobierno y medios fue exitosa, periódicos, radiodifusoras y la televisión acumularon estratosféricas ganancias a la par que afianzaban su poder, alcanzaba incluso para que intelectuales y lectores de noticias entre lujos, fama y opulencia avalaran la devastación de un pueblo a merced del capitalismo. Pero la resaca neoliberal y desatinada lectura del México masacrado les cobraría la factura, 30 millones le pusieron fin a la tele-dictadura.

 “AMLO LOS PONDRÁ EN JAQUE, sin el erario perderán alcance, influencia y poder”

La función principal de los medios de comunicación sigue vigente, obedecen a intereses de la oligarquía global, la orden de despolitizar permanece intacta. Pero los medios y sus sicarios de la comunicación son parásitos del erario, dependen del ejecutivo para sobrevivir ante el descrédito de la sociedad. Fallaron en su estrategia electorera, sus lánguidos tele-candidatos fueron avasallados en las urnas y tendrán que hacerle frente al nuevo gobierno, el incipiente régimen que nada les debe, tampoco les teme y menos los necesita. Sin más opción han decidido ser, lo que nunca fueron, una oposición férrea ante López Obrador. Sin dinero público perderán alcance, influencia y poder para seguir manipulando y despolitizando a la sociedad mexicana, presionarán hasta el hastío desacreditando cada política pública presentada por el presidente, buscando doblegarlo, pervertirlo y restaurar el ‘co-gobierno’ de antaño, misión imposible ante un personaje que a pesar de ellos logró revolucionar al país.

Editorial de Hugo Sadh para ‘El México de AMLO’, 20/08/18